Al clicar en Aceptar confirmo que tengo más de 18 años.

Cancelar

Bebe el momento, a otro ritmo.

En Fareixa creemos que la vida es mejor cuando la vives a otro ritmo. Te ayuda a disfrutar y ser consciente de lo que importa. Elaboramos vinos para que la intensidad de tus momentos, los que tu elijas, prevalezca.

Trabajamos a mano nuestros viñedos de Treixadura, Albariño, Godello y Torrontés. Dejamos a la finca expresarse, sin prisa. Vendimiamos cada parcela por separado, siempre en su óptimo de maduración.

Seguir los ritmos de la naturaleza nos permite elaborar vinos de gran calidad, donde el influjo de nuestra tierra y los elementos se degustan en cada copa.

Esta es nuestra filosofía familiar: tradición, innovación, amor a la tierra y a su gente. La filosofía de José Benito Fernández, médico cirujano que recorría en 1870 los caminos y fragas del Sur de Galicia para atender a los enfermos, la de su sobrino Hipólito Rodríguez, que construyó a mediados del siglo XX la Central Hidroeléctrica de la Fareixa, haciendo llegar la luz eléctrica a muchas familias de la zona por primera vez. Y la de Ramón Álvarez, que creó en 1967 la explotación cooperativa de Loucía para promover el desarrollo del rural.

Fareixa es nuestro homenaje y la continuación de este legado. Queremos llevar un instante de nuestro espíritu y de nuestra tierra allá donde se disfrute de un vino en buena compañía. A otro ritmo.

Nuestros vinos tienen identidades propias, pero valores compartidos: mínima intervención en finca, recolección en punto óptimo de maduración y vendimia seleccionada.

Fareixa proviene de las zonas bajas de nuestro viñedo, un lugar donde las uvas maduran lentamente, dotando a este vino suave de su característico aroma afrutado que lo convierten en digno representante de la mejor zona del Ribeiro.





Electra procede de las uvas de la parte alta del viñedo, una zona de excelente maduración que imprime carácter y complejidad aromática a este vino, su tiempo de reposo en barrica durante doce meses completa su crecimiento, dando lugar a un caldo para degustar despacio, disfrutando de sus matices.